lunes, 10 de noviembre de 2008

TODO POR EL ARTE (III) Las tres preguntas

Aquí dejo la primera y segunda parte del artículo para los perdidos.

1)Primera parte del artículo:

2)Segunda parte del artículo:

_______________________________________________________________

LAS TRES PREGUNTASimage

¿tiene el escritor el deber o el derecho de escribir lo que le apetezca?

Sí, tiene el derecho y el deber de escribir lo que quiera y cómo le apetezca. Quizás suene egoísta, duro y cínico al mismo tiempo. Pero la escritura es un ejemplo de la vida y del arte, no podemos atropellarla con el mundo real, impedir que evolucione.

Aquí ya entra la moralidad del escritor, su ingenio, su capacidad creativa, su honradez no tanto como persona, sino como artista. Por ejemplo, una historia que repercuta seriamente en alguien debe ser tratada de una manera especial, el literato asume el compromiso de al menos intentar ocultar la identidad. Como hemos dicho antes puede resultar imposible, pero al menos lo ha intentado. Ahora, ¿cuándo sería condenable el acto de desnudar la intimidad?

Solamente resultaría inmoral cuando una historia no trata de ocultar a esos personajes, sino que además ayudan a su identificación con la sola intención de alcanzar un número mayor de ventas, o cuando es producto de una capacidad creadora nula. En estos casos, importa la intención con la que está hecha la obra, si es un regalo al mundo de un artista, o es pura mercancía en venta y con morbo público. También atañe al principio creador de un artista, que es una especie de necesidad, y al mismo tiempo de diversión, es un empuje existencialista que los ayuda a caminar a través de todo un mundo imaginario. Claro está que una persona que haya descubierto “descaradamente” a sus personajes no estará tan interesada en expresar y pasear por este sendero como en llenar los bolsillos de simples billetes, o sentirse reconocido por el gran público para sentir aquello que llaman “fama”.

Quizás, al final distingamos tres fases y tres preguntas que puedan ayudar a discernir sobre este tema y que además puedan ser ordenadas cronológicamente respecto al proceso creativo: ¿Es honrado el principio creador del artista? ¿Es importante, significativo para el autor aquello de lo que va hablar o es una sencilla historia morbosa? ¿Son páginas que merezcan ser leídas por su calidad artística?

Y las tres preguntas se quedan ahí, para aquellos que jugamos con la ficción, para los que se adentran en ella. Escritores, lectores somos, aunque muchas veces seremos estafados, descubiertos, no descansaremos en nuestra obstinación de distinguir el grano de la paja, porque no hay que confundir libertad creadora con libertinaje. Ya me lo dijeron cuando estudiaba en el colegio, cuando miraba a as musarañas poéticas en el instituto o cuando me aburría y fascinaba al mismo tiempo en las clases de la facultad.

FIN.

_____________________________________________________________

Artículo de Juan Manuel Rodríguez de Sousa

_____________________________________________________________

Aquí dejo la primera y segunda parte del artículo para los perdidos.

Primera parte del artículo:

Segunda parte del artículo:

_____________________________________________________________

3 comentarios:

Mercedes dijo...

Hola, Juanma:
Tu artículo me parece un ensayo interesante. Encuentro reflexiones muy acertadas y el tema es tratado con sutileza y buena capacidad.
Enhorabuena, chico. Creo que estos artículos pueden contribuir a aclarar muchas dudas que pudieran plantearse los escritores. A mí me ha resultado muy interesante.
besos
Merce

Carmen Andújar dijo...

Este tema siempre es un verdadero dilema. Yo creo que si se tiene derecho a contar cualquier historia; pero si está implicada una persona cercana, o bien se le pide permiso o bien se disfrazan los personajes, si no creo que no se debe contar.
Es muy interesante tu artículo.

Carmen

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Gracias Mercedes y Carmen por vuestros comentarios, cómo decís es un dilema. Me alegra que al menos sirva de algo, alguna lucecita se abrá encendido, me interesa que estén de acuerdo conmigo, y que también no lo estén,xD

Un beso a los dos,