domingo, 2 de noviembre de 2008

Pintor del mes: Salvador Dalí

 

clip_image001

LA PERSISTENCIA DE LA MEMORIA.

Sería difícil describir las impresiones que me acarrean las obras de Dalí, no sabría como explicarlo, pero es un autor que me atrae de un forma un tanto rara, un tanto con desgana, como un abismo dónde no quiero caer, y al final acabo cayendo.

Sería fácil colocar un buen artículo sobre él, describir su vida, descubrir su obra, sus épocas que cualquier buen licenciado en Historia de Arte sabría mostrar.

Sería no menos difícil encontrar a alguien que sepa realmente lo que hizo Dalí con su obra y vida. Hay autores que parecen cavar un foso entre el entendimiento y su obra, no hay razonamiento que valga para adentrarnos en él. Sólo podremos mirar el castillo desde fuera y entrar con la imaginación, porque el foso siempre seguirá existiendo.

Sería más fácil, entonces, mostrar la obra de este artista, dejar que cada cuál penetre en el castillo cómo le apetezca y terminar con frases originales de Dalí, al más puro y clásico estilo periodístico:

“Sin una audiencia, sin la presencia de espectadores, estas joyas no alcanzarían la función para la cual fueron creadas. El espectador, por tanto, es el artista final. Su vista, corazón, mente—con una mayor o menor capacidad para entender la intención del creador—da vida a las joyas”

Un vídeo interesante que abre perspectivas:

 

"Hoy, el gusto por el defecto es tal que sólo parecen geniales las imperfecciones y sobre todo la fealdad. Cuando una Venus se parece a un sapo, los seudoestetas contemporáneos exclaman: ¡Es fuerte, es humano!"

Vídeo de más cuadros de Dalí con la buena música de los Doors (Imprescindible pasar a tamaño de pantalla completa y subir el volumen para disfrutar a tope)

"De ninguna manera volveré a México. No soporto estar en un país más surrealista que mis pinturas"

--------------------------------------------------------------------------------------

Artículo de Juan Manuel Rodríguez de Sousa, con frases de Dalí recogidas de la Wikipedia.

Editado por el mismo autor y con videos de Youtube.

5 comentarios:

Una amiga, dijo...

Hola, Juanma:

He visto tu blog y me ha gustado mucho lo que incluyes sobre Salvador Dalí.

En el Centro tuvimos una exposición de Dalí hace algunos años. Quería contarte que el comisario de la exposición /persona responsable de la manipulación y ubicación de cada colección que exponemos), resulta que era Enrique Sabater el secretario de Dalí durante 20 años. Fue un privilegio conocerle y trabajar con él mientras montamos la obra. De primera mano, nos contó algunas anécdotas y curiosidades del artista. Y nos habló de este cuadro que, creo recordar, está en paradero desconocido y en el que se ve la cabeza de Lorca. Bueno, lo que quería decirte es que, hasta que no tuvimos en el Centro la obra de Dalí (mucha de ella anónima), no descubrí de verdad quién era Dalí. Quedé fascinada. Parece ser que, Dalí mostró este cuadro a Freud(El padre del Psicoanálisis) y él le dijo que, en los demás artistas había que buscar el subconsciente en la realidad que pintan. Sin embargo, en él, en Dalí, había que buscar la realidad en el subconsciente que pinta. Entonces, Dalí se puso muy contento porque Freud le había bautizado como el padre del surrealismo.

También, Enrique Sabater, nos contó cómo Dalí bautizó este cuadro. Resulta que él y Gala viajaron a Cadaquech y allí se alojaron en casa de una mujer amante de la pintura. Esta mujer les ofreció su casa y todo tipo de atenciones. Tanto se volcó con el pintor que uno de sus hijos llegó a sentir celos de Dalí y así se lo confesó a su madre: Tienes más atenciones y afecto con una persona extraña que con tu propio hijo. A lo que la madre contestó: es que, la miel es más dulce que la sangre. Y así fue como Dalí se apropió de esta frase para bautizar su cuadro.

Otra de las cosas que nos contó su secretario, fue que Dalí tuvo un hermano que murió antes de que él naciera y que se llamaba así, Salvador Dalí. Así es que, cuando él tuvo unos cinco o seis años, su padre le llevó a la tumba de su hermano y le dijo: Ese es el verdadero Salvador Dalí y tú sólo eres su reencarnación. Además le colocó un cuadro en su dormitorio con la foto del hermano, para que lo recordara. De esa forma, el niño Salvador Dalí pasó toda su vida intentando encontrar una identidad propia. De ahí sus excentricidades. Pero no sólo eso. El padre también le dijo que su hermano había muerto porque él, el padre, había estado con mujeres y le había transmitido la enfermedad al hijo en los genes. Advirtiéndole que, no se le ocurriera acercarse a las mujeres porque transmitían enfermedades. Otro trauma para el niño del que se deduce y se cuestiona su masculinidad al no querer contacto con el sexo femenino. De hecho, con Gala, parece que no tuvo ningún contacto carnal. Aunque, Dalí, a pesar de su aspecto de loco y demás, comprendía perfectamente que si él no quería contacto sexual con Gala, al menos tendría que permitir que ella lo buscara por su cuenta. Se dice que incluso pagaba a los jóvenes con los que ella se acostaba, sin ningún problema.

Bueno, hay un cuadro famoso, no recuerdo de qué pintor, en el que se ve a un matrimonio de campesino con la cabeza baja, como rezando, uno frente al otro. A sus pies se ve un trozo de campo. Era una especie de almanaque que Dalí tenía en su cuarto y que, de tanto mirarlo, llegó a descubrir el misterio que escondía la pintura. Dalí decía que en la parte de campo que se ve a los pies del matrimonio, debió haber un niño muerto, pero que el pintor lo eliminó después. Además, dice que si contemplamos bien el cuadro, el pañuelo de la campesina y otros detalles, lo que ahí se ve es una mantis religiosa devorando al macho. Si encuentro el cuadro os lo mando. La gente decía que Dalí estaba loco y él comentaba que, la diferencia entre un genio y un loco era que, el genio es un loco que ha triunfado. Bueno, tengo un libro que el comisario nos regaló. Se llama: La vida secreta de Salvador Dalí. Os comentaré más cosas sobre él. Como aquella vez que entró a un bar y quería pagar una fortuna por una cereza, para demostrarle a sus amigos cómo reacciona el ser humano ante estas anomalías. La verdad es que, el pobre camarero no quería aceptar tanto dinero por una cereza y él, Dalí, se indignó, diciendo que para él ése era su precio y no pensaba pagar menos.

Enrique Sabater nos regaló una lámina original de Dalí. Una lámina que pertenece a una serie, claro. Es un grabado numerado. Algo de lo que se hace un número determinado de copias y no hay más. Me vais a matar, pero no sé ni donde lo tengo. Se titulaba: Homenaje a Newton.

Felisa Moreno dijo...

Hola Juanma,

Me encanta pasarme por tu blog, tus comentarios sobre Dalí y los videos me han gustado mucho, y sobre todo me llama la atención del diseño de la página, creo que el próximo taller debería ser sobre diseño de blogs y tú podrías immpartirlo, a mas de uno y de una nos vendría bien.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Felisa, me vas a sacar los colores, pero bueno, intentaré sacar a relucir mis conocimientos aunque necesitaré mucha ayuda y paciencia, jaja,

Me alegro de que te haya gustado el artículo,

Besoss,

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

gracias,