sábado, 28 de marzo de 2009

Sábado Literario: Cuando sólo caían copos de nieve

Esta es mi propuesta para el sábado literario de "La primera vez..."

Podéis encontrar más juegos en el blog de Ardilla.

La primera vez que vi nevar y otras cosas...

Me acuerdo del aire frío de una mañana invernal. La puerta de la habitación estaba abierta y el ruido de mi padre hablando en voz alta me despertó. Cuando mis oídos se desquitaron la pereza del sueño entendí algo que no podría creer si no lo hubiera visto segundos después con mis propios ojos. Descorrí la persiana tan velozmente que el estruendo rebotó entre los edificios del barrio. Era casi de noche, el amanecer palidecía en un ir y venir con la resaca de los adolescentes. Aturdido, me defraudó que tanto jaleo no se debiera a los esperados fuegos artificiales. Ni siquiera una catástrofe descomunal que se llevara por delante a este jodido planeta. Escuché a mi padre gritar: ¡Mira! Desde un octavo piso el cielo se mostraba más gélido que nunca. Siempre estuve acostumbrado a las alturas; los descensos y subidas del ascensor fueron una delicia para mis fantasías o temores en los años de infancia. Al fin, me gritó: ¡Ha nevado! Yo, incrédulo por la noticia, dirigí mis pupilas al enlosado multicolor del patio que, sin embargo, resplandecía igual que un charco de cal. Recuerdo que mi hermano todavía no se había despertado y mi madre volvía a la cama con el sueño metido en las entrañas; mi padre bajó para coger un poco de nieve que después pondríamos en el congelador de la nevera a modo de souvenir singular. (Y que llegaría a perdurar hasta la mudanza cinco años después). Entonces, libre de hacer lo que me diera la gana, me coloqué en el balcón y me até la capa roja al cuello; en realidad, un retal largísimo de una cortina de medio siglo de edad. Disfrazado de Supermán me pareció la única oportunidad de volar, ya que si no lo conseguía en ese momento, estaría la nieve para amortiguar el golpe.

26 comentarios:

Ardilla Roja dijo...

Mira que bonico él, con la cortina jajaja Y es que esas cortinas daban mucho juego. A los pajes de la cabalgata de reyes de mi pueblo, les hicieron unas casacas preciosas con unas cortinas de mi madre, y todavía le sobró para unos cojines.

Que te iba a decir, que lo de las llaves, lo hables con Mercedes. Te las he dejado para que hicieses el circuito sobre ruedas, pero a quien se las tengo que devolver es a ella. Principalmente porque es la madre del invento.

Buen fin de semana, Juanma

Any dijo...

Bueno Juanma casi coincidimos porque estuve a punto de contar mi primera vez con la nieve y después cambié de idea.
Yo en lugar de ponerme la capa de Superman me escapé a la calle de madrugada con mi hermano a jugar con la nieve que no conocía hasta ese momento. Mi padre casi se muere del susto.
Me imagino que el mismo susto habrá tenido tu madre al verte con la capa en el balcón dispuesto a volar jajajaja! Que momento!
Hermoso relato, un abrazo

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Ardilla, vale, entonces que Mercedes se encargue de ratificar lo dicho. Un beso, si es verdad, servía lo que fuera.
Buen de semana para ti también. saludos


Any, yo creo que había alguien más que ha caído en la trampa de la nieve. jaja. Escaparse a jugar con la nieve, qué divertido tuvo que ser...

Un abrazo,
Juanma

estela dijo...

Ese es un recuerdo inolvidable, volar y además caer sobre nieve. ¿no te dieron ganas de tirar bolitas al vacio?jajaaj

besos.

Pantera dijo...

Ya era hora que pusieras tu entrada niño! que nos tenías a todos preocupados jeje! Bonito relato de ese primer dia de nieve aunque un poquillo "pocas luces" (claro, cosas de niños) lo de pretender precipitarte al vacío tipo supermán, aunque muy tontín no eras porque sabías que la nieve podía amotiguarte la caída ¡y cómo!.
Me ha gustado cómo lo has escrito, ha valido la pena esperar al domingo para leerte.
Un abrazo

Paco dijo...

¿Oye tu has cambiado el horario?, Para ti es domingo literario ¿no?.

Todo el sábado esperandote y justo cuando me voy a dormir lo colocas.... (niño malo).

Al menos tengo el placer de leer otros de tus geniales relatos y eso que se nota que lo escribiste "deprisa y corriendo" (no se si es correcta esa frase). Vamos que te acordaste que era sábado y que debías escribir algo mientras estabas de marcha con los amiguetes y te has dejado algunas palabras de más.

Bueno compañero te dejo hasta la próxima.

Un abrazo

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Bueno, estela, ya contaré la historia de cuando tiré bolas al vacío (bolas de billar) pero esa es otra historia...xDDD

Gracias Pantera por pasarte por aquí, me alegro de que te guste como está escrito. Supongo que los niños tenemos muy pocas luces.

Paco, amigo, pues si te digo la verdad no lo escribí tan deprisa y corriendo, sólo que no me funciona el internet bien y no pude colgarlo hasta esas horas de la noche, jaja,
(Después volví de la juerga y sí puse un comentario)
Tienes razón de que para mí es más domingo literario que sábado, en fin, espero que hoy me dure el tiempo suficiente para leer todos los juegos de la primera vez... (Por favor, envíame las palabras que están de más y así le ahorramos trabajo a Ramón... jaja. Yo soy un torpe corrigiéndome, si me haces ese favor prometo regalarte algo cuando nos veamos..xD)

En fin, abrazos a todos,
Juanma

tag dijo...

Juanma, te echamos de menos ayer.
Pero yo todavia sigo hoy visitando blogs, porque cada vez somos masssssss ¿verdad?

Tu primera vez con la nieve no se parece en nada a la mia, yo ya tenia 18 años, pero me encantó.
Lo que me ha hecho mucha gracia es lo del souvenir en el congelador. Que bueno.

Besitos

CASANDRA dijo...

Bueno SUPERMAN me parece muy divertido tu relato.... yo me hubiese asustado más si mi padre gritaba "está nevando" porque por aquí nunca nieva.... así que la próxima vez que nieve por tu casa, te pido un favor: guardame un poquito en el congelador, que yo un día de estos paso a buscar el souvenir, Vale??? un beso de un otoño veraniego de por aquí.

Sandra S dijo...

Hola Juanma!! Me hiciste acordar cuando nevó acá, en Pergamino, en plena pampa húmeda. Fue todo un acontecimiento, la gente comenzó a levantarse a las 6 de la mañana para disfrutar el espectáculo. Eso si, no se me ocurrió disfrazarme de Súperman jajaja

En cuanto a los versos, podes robarte lo que quieras, son tan míos como de mis amigos. Después te hago juicio por plagio!! jajaja

Abrazotes y feliz domingo!!!

SeaSirens dijo...

Juanma, mi lacasito preferidoooo...jeje.
Siempre me sorprendes gratamente con tus escritos. Son de una alta calidad, en serio.
Me gusta como narras las situaciones, como me haces ponerme en escena...Y ese toque...siempre tuyo, de risa floja...me encanta!

Un buen recuerdo el tuyo, Juanma, sobretodo el del talegazo que te deberías pegar si al fin probaste la amortiguación de la nieve...

Besos de chocolatitos para supermaaaan!!!!

megg dijo...

que bonitooooooo
jo que me ha gustado un montón
besos de domingo que voy mas atrasada jajajaja

ainssssssssssss

Teresa Cameselle dijo...

¿Y pensabas saltar desde un octavo? Con nieve y todo, menudo porrazo, jajaja.
Menos mal que estás aquí para contarlo.

XoseAntón dijo...

Menos mal que no saltaste, porque si así lo recuerdas todo blanco... Creo que ni el rojo de la capa te iba a librar, lo más seguro es que se congelara en vuelo y, más que un Superman, acabarías planeando como un F10 :)

Reconozco que a mí eso no se me ocurrió, afortunadamente, porque con lo bruto que era, seguro que me tiraba de cabeza.

El relato está muy bien, no soy capaz de quitarme de la cabeza la imagen del héroe americano bajo el dintel de la ventana y el colchón de nieve o cama de pobre, que también se le puede llamar.

Saludos, Juanma

Ardilla Roja dijo...

Cucú Juanma :)

Acabo de recibir confirmación de Mercedes. Que si, que te encargues tu de organizar la salida del sábado próximo.

Si tienes problemas de técnicos, avisa con tiempo que algo se nos ocurrirá.

Besos

El Desván de la Memoria dijo...

Excelente, Juanma.
Por cierto, es el segundo relato en el sábado literario que encuentro que habla de la nieve. Lo bueno es que yo también puedo hablar de la última vez he visto nevar. Fue precisamente ayer sábado, en El Escorial.
Un abrazo,
Ramón

Carmina dijo...

niñoooooooo lo colgaste tardisimo, pero de que sabado era cuando habia que colgarlo, bueno te he echado de menos por mi rincon y hasta hoy no me pude pasar por el tuyo, al final intentaste volar, porque con nieve o sin nieve, 8 pisos son ocho pisos

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios, a ver si se me arregla el ordenador ya,

Un beso,
Juanma

Carmen Andújar dijo...

Te comprendo, ya sabes que la nieve me encanta. Ya te imagino con la capa de Superman.
Por cierto tienes dos premios en mi blog, creo que soy la segunda que te lo da.
Un beso

Felisa Moreno dijo...

A mi la nieve aún me sorprende, será porque en nuestro clima no estamos habituados a ella, yo la asocio a días sin cole, que pasaba con mi hermana en la ventana viendo como la gente se resbalaba en la calle, qué malvadas.

Muy bueno lo de la capa de superman, un beso.

MAMEN... dijo...

jejeje, lo más bonito es ese recuerdo que se ha quedado en tú memoria, así has podido compartirlo con todos nosotros¡¡¡;)

TE DEJO BESOOSSSS CORAZÓNNNNN¡¡¡¡¡

Dorotea dijo...

Yo personalmente creo que sí, que te lanzaste y aterrizaste en otra época (de ahí tu interés por la historia) pero que decidiste volver porque no había lacasitas ni nocilla... Me alegro de que así fuera.
Un abrazo, Juanma.

tag dijo...

Juanma,
vengo a decirte que puedes votar a los que te gusten, ya sea por el fisico o como buenos actores, eso es cosa tuya.
Y vengo a animarte porque me gustaria saber las preferencias de un chico joven como tu, que veo que estas muy puesto en cine.
Te espero...
Ah, y enhorabuena por tus premios
Un beso

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, y dichos,

Un abrazo,
Juanma

Mad el Mago dijo...

Bonito relato Juanma, me encantan los destellos filmicos que introduces en el texto, se nota que eres un amante del celuloide, me encantó lo de la nieve en el congelador hasta la mudanza y esa evocadora imagen de la imaginación del niño, que ataviado con su capa roja se imaginaba ya saltando y volando por los cielos...
Guión; 7
Dirección; 7,5
Idea Original; 8
Producción; 7,5

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Jajaja. Qué simpático comentario, uiuiuiui, esto te lo voy a devolver...XDD