viernes, 6 de marzo de 2009

Relato del Sábado Literario: Rencor infantil y Puntiagudo

 

Este dibujo pertenece a Chu.  Gracias por este regalo. Aquí está mi escrito del sábado literario. Espero que os guste.

Rencor infantil y Puntiagudo

Recuerdo la primera vez que toqué el mando de una videoconsola. Me pareció algo mágico que a través de mis manos pudiera controlar a unos seres diminutos. Seres que habitaban en un mundo aparte, el de la imaginación. Aunque al final, venía el cafre de mi hermano. Siempre me daba una colleja o algún puntapié, ejerciendo así su autoridad de mayor para quitarme el mando. Y la magia. Mayormente me quitaba la magia. Después de un puñetazo o algún insulto hiriente, todo se desvanecía. Era como si nunca hubiera jugado; y el poco retal de placer que me restaba, se consumía en la planificación de mi venganza. Una venganza que nunca llegaba. Era un niño bueno, hasta hoy. Esta tarde le pincharé los condones, a ver qué le parece. Se acabó la magia del sombrero mágico.

 

......................................................................................................................

20 comentarios:

Ardilla Roja dijo...

jajajajaa yo también sufrí las torturas de mi heramana que como el tuyo, era bastante bruta. Me arreaba unas tortas que un día me tiró de la cama al suelo. Pero soy tan buena que todavía no me he vengado.

No he jugado a la play, en mi vida. Sufro la de mis hijos.

Dorotea dijo...

Desde luego,Juanma, prefiero tenerte como amigo y no en el bando contrario. Buen relato con final sorprendente y lo del sombrero mágico me ha gustado mucho.
Un beso.

Carmina dijo...

si te soy sincera nunca he comprendido la fascinacion que sobre vosotros ejerce la dominacion de esos pequeños muñecos a traves de un mando, yo no he sufrido los abusos de mi hermano mayor porque yo soy la mayor mas bien he sufrido la tortura de mi hermana pequeña que era todo un torbellino, pero vamos una venganza asi no la tramaria yo por mucho que me apeteciera fastiarla, jajjaa bonito texto me ha gustado mucho tu forma de encarar tus recuerdos, vi que te pusiste de seguidor yo me quedare por aqui a merodear durante mucho tiempo, vi tambien que te gusta la lectura, tengo un blog de lecturas cuando quieras lo ojeas...besos castos en la mejilla que nos acabamos de conocer

Paco dijo...

JuanMa eres la "pera". Pobre hermano tuyo que iría "embarazando" a diestro y siniestro. Por cierto tu habias llegado a jugar a los Lemmings. Aquellos si que eran diminutos y graciosos.

Bueno 136 palabras han sido suficientes para pasar unos momentos divertidos en tu compañía y darme cuenta de lo bueno que eres escribiendo.

Oye ¿tu no duermes verdad?, porque te he visto comentar mi blog a las 4 de la mañana.

Un abrazote "mayormente" mágico

Mercedes dijo...

Qué bueno, Juanma, jajjaja. Sí señor, la venganza se sirve fría. Jo, me ha gustado mucho.
besos de consola-ción.

Pantera dijo...

Hasta la última línea todo parecía bastante normal, como cualquier niño (la pantalla tonta que nos manda imágenes, el mando a distancia que mueve los muñecos, etc...)

Pero al final lo he tenido que leer de nuevo para darme cuenta riéndome a carcajadas de lo "traviesillo" que estás hecho ahora que ya no eres niño.

Un beso bloggero

Celia dijo...

Pobrecito.
Pero, mira por donde tu "tortura" te sirvió como inspiración para este texto. Un bonito relato.
Un abrazo

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Pantera, es la primera vez que te veo por aquí (la primera que me de cuenta) gracia por pasarte. Me alegro de que te hayas reido, jaja,
un beso,

Celia, gracias por pasarte y leer este microtexto, un abrazo para ti también,

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Ardilla, Dorotea, Paco, Carmina, Mercedes. Perdonarme si os meto a todos en el mismo saco, pero sería muy pesado daros las gracias a todos y cada uno de vosotros. jaja. Creo que lo mejor es dedicar ese tiempo a visitar vuestros blogs,

Gracias a todos por pasaros, Paco, duermo, pero es que había llegado de juerga, así que... esa es la explicación. jaja,

Besos a todos,

XoseAntón dijo...

Es lo que pasa, Juanma, eso de tener hemanos... y no te imaginas lo pesados que se ponen los pequeños por el dichoso mando. Jajaja

Unha aperta

Felisa Moreno dijo...

Los hermanos mayores siempre gozan torturando a los pequeños, yo tenía dos y hombres, así que apañada iba. Por que no sabía donde guardaban los condones, que si no...
Muy divertido Juanma
Un abrazo,chicarrón.

Marina dijo...

Gracias por tu visita y tu comentario.Me a gustado tu relato pero he recordado un dia que mi hijo dejó la consola encendida y me puse a jugar, lo pasé fatal, maté a alguien de mi bando y te juro que me angustie muchisimo, desde entonces sola la uso para hacer yoga y tai chi.Un saludo.

El Desván de la Memoria dijo...

Hola, Juanma:
Lo primero: qué difícil es el acceso a los comentarios; pero no lo será tanto cuando lo he encontrado y veo tantos.
Me has hecho reír con tu relato. Si la venganza es un plato que se sirve frío, el tuyo va a estar helado; e incluso algo desproporcinado. Serán los "intereses" acumulados después de tanto tiempo, digo yo...
Un abrazo,
Ramón

izara dijo...

Hola Juanma, coincido con Ramon en lo dificil que me ha resultado acceder a tus comentarios. Yo soy el hermano mayor y las cuatro siguientes son chicas, o sea que...
Me gusta tu sentido del humor.
Un saludo.

tag dijo...

Me ha parecido muy real y muy sincero tu relato.
Expresas unos sentimientos de venganza, que muchas veces ocultamos porque no queremos que se sepan, pero que ahi estan.
Yo tambien tengo un hermano mayor, muy mandon, que siempre hacia y deshacia a su antojo.
Me voy a pensar lo de los condones, ja,ja,
aunque creo que para eso ya sera un poco tarde, ja,ja,

Besos

Superviviente dijo...

Hola, Juanma, guapo. Muchas gracias por tu comentario en mi blog. Eres un tío grande.

Nancy dijo...

Ah, qué triste es que te arrebaten la magia con un puntapié. Me has hecho reír con tu venganza.
Muchas felicidades.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Muchísimas gracias a todos por dejar estos comentarios, Intentaré arreglar lo de los comentarios, de todas maneras ya he colocado una miniguía a derecha, creo que no va a ser suficiente, jaja.

Pero bueno, yo valoro el doble, que a pesar de las dificultades, os empeñeis en escribirmelos, sois unos buenos amigos y lectores.

En fin, me alegro también bastante que os haya gustado y al menos hayais sonreído,

Como último dato diré que no encontré los condones de mi hermano... todavía... jaj

Besos y abrazos para todos,
Juanma

SeaSirens dijo...

Jaaajajaa...jolin Juanma, cada día difruto más contigo. no había visto el relato del sábado...pero buenísimo!!!

Breve, conciso y entretenido. Si señor!!
Oye, por cierto, no te pases con los condones...jajajaaja.

Besitosss!

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Aunque sea tarde, al final lo has leido, me alegro de que hayas disfrutado.

Tranquila, si al final no los encontré...xDD