jueves, 27 de marzo de 2008

CRÍTICA CINEMATOGRÁFICA DE NOEL (El milagro de Noel).

Noel

Sinopsis:

Rose es una ciudadana que no comparte esa  alegría que la ciudad destila en Navidad, al contrario. Pese a ser una eficiente editora de libros, su vida personal se ha ido deteriorando con el tiempo; separada y con su madre a su cargo, Rose es una mujer agobiada por las circunstancias y se encuentra sola en Navidad. El oficial de policia Mike Riley tiene planeado pasar el Fin de Año con su prometida Nina. Desafortunadamente, los celos y paranoia de Mike harán que la pareja ponga a prueba el verdadero sentido del amor. Además, a esto se sumará que un hombre cree ver en Mike a su difunta esposa. En esta Navidad estos personajes se encontrarán fortuitamente y cada uno tendrá algo que ver en la felicidad del otro, sus almas encontraran paz, consuelo, amor, igualdad, o simplemente un hombro en el que descansar.

.......................................................................................................

FICHA

TITULO: El milagro de Noel
TITULO ORIGINAL: Noel
GENERO: Drama
DIRECCION: Chazz Palminteri
GUION: David Hubbard
INTERPRETES: Penélope Cruz, Susan Sarandon, Paul Walker, Alan Arkin, Marcus Thomas, Robin Williams
FOTOGRAFIA: Russell Carpenter
MUSICA: Alan Menken
MONTAJE: Susan Morse, Joseph Gutowski
ORIGEN: Estados Unidos (2004)
DURACION: 96 minutos
CALIFICACION: Apta para mayores de 13 años
WEB:OFICIAL (en inglés)

.......................................................................................................

milagro de noel222

....................................................................................................

Crítica de Juan Manuel Rodríguez de Sousa
La historia y sus personajes

Es una película que narra, de forma paralela, la vida de varias personas en la ciudad de Nueva York. Sus vidas se cruzan en algunos momentos, no son sólo simples guiños al espectador como estamos acostumbrados a ver en otras película, sino que muestran las consecuencias que puede acarrear un solo beso, un abrazo, una palabra.

La ciudad que nunca duerme parece pernoctar menos horas durante las fiestas navideñas, y los neoyorquinos recorren frenéticos de un lado a otro los centros comerciales. Sin embargo, nuestros protagonistas sentirán que este año su Navidad no encaja con el resto de ciudad, ellos irán a otro ritmo, sencillamente, porque no podrán eludir los problemas que les rodean.

La historia de Rose (Susan Sarandon) es la más conmovedora de todas. Una mujer dedicada exclusivamente a su trabajo y a su madre; es un ser solitario, que se desvive por los demás, pero que deja su vida aparcada en un eterno mañana, como si estuviera esperando un milagro del cielo. Y ese milagro ocurre, pero quizás no como ella creía que iba a suceder: Robbin Williams es un enigmático amigo de un paciente que se cura en la habitación contigua donde se encuentra encamada la madre de Rose. Los dos se conocerán y descubrirán que la soledad no debe ser el final de nuestros días en la Tierra, pero para conseguir ese amor debemos romper las barreras que muchos no se atreven por miedo a vivir.

Nina (Penélope Cruz) y Mike (Paul Walter) son pareja desde hace años, y tienen planeada la boda que siempre habían soñado. Pero todo se va al garete cuando Nina se da cuenta de que su novio es más celoso de lo normal, llegando incluso a violentas situaciones que obligan a Nina a dejar a su novio. Mike no parece darse cuenta, pero un milagro aparecerá en su camino bajo la forma de un viejo loco paranoico. Este viejo, llamado Artie, lo interpreta Alan Arkin, (recordar el papel de abuelo en PEQUEÑA MISS SUNSHINE). Artie vive atrapado por un pasado triste y está lleno de remordimientos: cada navidad intenta buscar el perdón de su esposa, pero es en este intento cuando sucede el milagro que estaba buscando: Mike. Este, a su vez, absorberá la experiencia del viejo loco para enfrentarse a su deteriorada relación con Nina.

Todo esta barahúnda de vidas cruzadas se explica con agilidad y no hace dudar, ni en un solo momento, de quién es quién dentro de este puzzle de vidas sencillas que se desarrollan dentro de un mundo cruel, un mundo que satura a sus seres de continuos problemas, envolviéndolos en una burbuja psicológica que les impide hablar y escuchar, o simplemente, les impide esperar algo bueno de la vida que les resta.

Es una película de esperanza, de esperanza para todos nosotros, huérfanos del mundo moderno. Porque la historia que cuenta es una historia de hoy día, y cada uno de nosotros se verá identificado —a su manera—con alguno de los personajes. Ello no hubiera sido posible si la maestría del director: Chazz Palminteri. Su trabajo resulta excelente, y ustedes podrán comprobarlo a lo largo de toda la película. Ha hecho de una complicada y enredada historia, otra muy fácil y sin ninguna complicación. La sencillez con la que ha mostrado a los personajes y las escenas es asombrosa. Sin embargo, algunas escenas de cámara podrían haber estado mejor rodadas, y en alguna ocasión se nota cierta “torpeza”, mas estos fallos son nimios si se comparan con sus logros cinematográficos.

Los actores cumplen en toda regla con el papel asignado, destacando a Susan Sarandon y Alan Arkin; ambos realizan un papel excepcional. Los demás interpretan muy bien, pero no están al nivel de estos dos.

La película, de apenas una hora y media, avanza lentamente. No tiene prisa en mostrar los acontecimientos, pero tampoco se deleita con la impaciencia del espectador. Chazz Palminteri nos la presenta como los buenos vinos: deben saborearse lentamente, sin perder un ápice del aroma que, por alguna razón, pueda escaparse y dejarnos sin explicaciones del porqué de esto u otro. Es una táctica más para facilitar la compresión del espectador que no debe ser un gran “catador de vinos”: el mejor filtro es el director.

Lo peor que he encontrado es el tratamiento del tema “gay”. A veces resulta un poco brusco, aunque después se corrige bastante. Sin embargo, los tópicos siguen estando presentes en el cine (y en la vida real).

Lo mejor de la película es la fuerza expresiva de los personajes. He llorado, y eso ya es mucho, porque casi nunca lloro en las películas; en ese aspecto soy bastante duro. Sin duda, lo mejor es la emoción que despierta.

Se lo recomiendo a todos aquellos que sean capaces de ponerse en el lugar de los demás, entender sus problemas. Si son dados a llorar, deber portar un paquete de pañuelos, no les vendría nada mal, también se lo recomiendo a todos aquellos interesados en los problemas sociales y cotidianos del mundo actual.

Es más fácil decir a quién no debo recomendársela: a los que sólo buscan escenas de acción en las películas, a los que sólo buscan escenas de sexo o chistes absurdos y de poca inteligencia. Tampoco se la recomiendo a los que opinan que el arte que hace llorar, no es arte (opinión totalmente respetable). Se la recomiendo especialmente a las amas de casa, a las mujeres trabajadoras, a los insensibles, a los enfermos… y a muchos más.

CONCLUSIÓN

La película me ha encantado. Es una de las mejores películas que he visto en lo que llevo de año. No es broma, es la verdad. Me llevé una sorpresa muy grata y lo consideré un acierto personal, puesto que nadie me había comentado nada acerca de ella. Fui yo quien me tuve que guiar por mi intuición. Sinceramente, la elegí porque advertí que actuaba Susan Sarandon: soy un gran admirador suyo y me encanta como actúa. También tenía curiosidad por ver las interpretaciones de Penélope Cruz y el abuelo de Pequeña Miss Sunchine.

Me gusta porque es la historia de unas vidas que se apoyan unas a otras, pero estos apoyos no consisten en grandes actos heroicos; simplemente, es dar un beso, un abrazo. Decir: te quiero.

Porque aunque no lo sintamos en lo más profundo de nuestro corazón, si lo deseamos, debemos decir aunque sea una palabra, más aún cuando ese deseo y esa palabra puede ser el principio de la esperanza para aquel que nos está escuchando.

milagro de Noel

.......................................................................................................

Nota: 8’9

Creative Commons License
Crítica de Noel by Rodríguez de Sousa is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 2.5 España License.

4 comentarios:

Teresa Cameselle dijo...

Hola Juanma. Como te dije, he venido a cotillear tu blog. De entrada ya me ha encantado por los cuadros de Klimt, que sepas que tengo una versión de El beso (impresión digital sobre lienzo, comprado en ebay, muy bonito) sobre el cabecero de mi cama.
No había oído nada sobre la película que comentas, últimamente ando un poco despistada con los estrenos de cine, y es que no se puede estar a todo.
Seguiré leyéndote. Un beso.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Pues me parece genial que venga cotillas a mi blog. Veo que compartimos gustos, yo tengo el almanaque de este año con Klimt.
La portada anterior era de Picasso. Y ya mismo cambio esta para colocar otra. Hay que mostrar a los grandes de la pintura. Esa es la parte de pintura de mi blog artístico. Poco a poco se írá formando. Por cierto, esperto que tú no dejes el tuyo, que los abandonos suelen ser muy frecuentes.
Me encantaría leer tu novela, yo era muy dado a ese tipo de libros, amores imposibles, y cosas así, de verdad. Era un adolescente románticista, ahora ya se me pasó esa etapa y prefiero otras cosas, pero nunca está de más recordar viejas inquietudes. Además, si lo ha escrito alguien del Desván no puede tener desperdicio. Eso seguro.
Un beso,
Juanma

Anonymous dijo...

La verdad que habiendo leido tu crítica me han entrado ganas de verla! Tengo que buscarla para uno de esos días que deseo descansar viendo una película en la cama y disfrutar xD

Me gusta las características de los personajes y la verdad es que pocas películas de amor han conseguido motivarme, pero espero que ésta lo consiga!

Cuando la vea, te comentaré lo que más me haya gustado!!!

Un bsin!
Soe

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Pues yo sólo deseo que te guste. Y estoy casi seguro de ello.

Gracias por el comentario, ¡Eres un bloller responsable!!!

Un saludo,
Juanma