sábado, 7 de noviembre de 2009

El lugar desde donde escribo

Escribo desde la sed, desde el ansia de encontrar algo. Lo busco con las manos, con los ojos miopes, con la nariz tapiada, con el sueño entrecortado y sólo lo encuentro en las letras negras acumuladas de la pantalla del ordenador. Es un momento febril, inocuo. Es un lugar bello pues corrompe el alma para hacerla todavía más sutil más alegre más triste más asentada en el tiempo en el que vive. Escribo desde la insensatez de un excrescencia urbanística, desde un pueblo destrozado por la ambición y amortiguado con el milagro del ocio y la apatía. Escribo desde este lugar feo y paradisíaco, paraíso todavía no perdido pues el mar continúa inalterable dirigiendo el sentido de nuestros pasos, de mis pasos incesantes que no restan un segundo al tiempo para que él me pueda pillar. Escribo desde un lugar, desde un pensamiento, un sentimiento, una necesidad. Escribo siempre desde la prontitud la urgencia el mecanismo alegre de la precipitación, ingenuidad juvenil todavía no vieja. Escribo desde hace mucho, y nada sigue igual, nada permanece como está. Cambia hasta el color de las piedras y solamente la escritura logra estar quieta, letra solitaria extraída desde el interior de su propio huracán de ideas, de formulas extrañas sin sentido, de imágenes millonarias que no dependen del tiempo sino del otro que escucha, lee el estridente sonido de mis letras. Escribo para alcanzar otras mentes, otros mundos.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa

............................................................................................................

Si quieres conocer más lugares, te presento a Ardilla, la guía local de esta semana.

22 comentarios:

Ardilla Roja dijo...

Hola Juanma, ya estás a bordo.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Graciasx

Maat dijo...

Hola Juanma.

Poco importa dónde nacen todas esas negras letras. Lo importante es que llegan y te leo con más curiosidad de la que imaginas. El resultado...en próximas entregas.

Un abrazo.

Maat

Susana dijo...

Hola Juanma.

Es un placer leerte, como siempre.

A mí me produce una gran curiosidad descubrir qué es lo que mueve a otros a escribir. Supongo que porque no sé muy bien por qué lo hago yo. De todos modos, la cuestión es ésa, como reflejas en tu texto:escribir,escribir y escribir; sin que importe desde dónde o por qué.

Un abrazo, guapetón.

JR dijo...

Buenas razones te impulsan a escribir, que buen relato Juanma.
Es real que me gusta como escribes, besos.

MiLaGroS dijo...

Maravilloso. Escribes estupendamente. Es una gozada leerte. Y no me apetece criticarte
ja, ja, ja. Un abrazo

tag dijo...

Si escribes para alcanzar otras mentes, lo consigues.
La mia se rinde a tu forma de describir desde donde,cuando, como y porqué escribes.

Un beso Juanma

maria jose moreno dijo...

He leido tres veces tu relato. He necsitado leerlo y releerlo porque quede atrapada entre tus pensamientso , sentimientos, deseos, anhelos, frustraciones...porque todo eso es lo que me has dado con él. Ahora se un poco mas de tu persona y eso siempre es bueno.
Gracias
Un beso

Daniela dijo...

Escribes, me pareció, para localizar ese lugar desde donde escribes y, así, localizarte a ti mismo. Das a la escritura/lectura el poder de transportar a otras dimensiones...

Neogeminis dijo...

Fértil tierra de contrastes, tu rincón de escritura! hermosos!

"Escribo desde un lugar, desde un pensamiento, un sentimiento, una necesidad"...esa frase me encantó, revela tu potencia creativa.


Saludos desde el sur.

sagc dijo...

Creo que necesitaría un sentido más para poder persivir ese lugar del que hablas. Muy intensas y emotivas palabras internas. Me agrado tu sentido conque describes ese lugar :)

Un cordial saludo.

sagc dijo...

Creo que necesitaría un sentido más para poder persivir ese lugar del que hablas. Muy intensas y emotivas palabras internas. Me agrado tu sentido conque describes ese lugar :)

Un cordial saludo.

alfredo dijo...

Escribes desde una olla a presión, que pita y pita, avisa de su punto de cocción y sale quemando para disfrute de los hambrientos y destemplados comensales.

¡o no! porqué también parece a veces una ensalada fresca, aliñada de multiples y variados sabores.

En cualquier caso, alimenta que da gusto.

Abrazos

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Todo cambia, nada es igual, ya ha pasado un segundo desde que he leido tu huracan de palabras sinceras, sentidas, íntimas, compartidas. Gracias desde Andorra despues de Berlín, triste y nevada, natalí.
Todo cambia, se desvanecen vidas por capricho, gula, intereses, prisas, negligencia, esta Andorra que he encontrado es otra desde el sábado.

mar dijo...

Que bueno tu relato Juanma.
Que razón tienes, todo va cambiando y las palabras escritas continúan estando en el mismo lugar.
Aunque muchas veces con el paso del tiempo ya no nos reflejen de la misma manera lo escrito forma parte de nosotros mismos cuando lo hacemos desde lo más profundo de nuestro corazón.
Me ha gustado mucho
Un beso de Mar

LUNA dijo...

Porque escribes no desde los sitios, sino desde los sentimientos, y eso no es fácil.
Los sentimientos se transmiten, dejan huella, hacen pensar...
Me ha gustado mucho, amigo.
Un abrazo,

Ave Mundi Luminar dijo...

Leyendote he pensado por un momento que si "eso" que nos empuja es escribir fuera una de esas bolsitas de infusión, tu texto sería un "té perfecto"... la esencia y el aroma, de la generalidad y la particularidad y el cuerpo de ese lugar que solo tu percibes....

Estupendo Juanma... estupendo.

Saludos.

Carmen Andújar dijo...

Juanma,¡precioso!. Se nota que eres todo un poeta,hasta cuando escribes prosa. Todo tu escrito tiene una sonoridad que te empapa por dentro. Y es verdad, desde cualquier sitio se puede escribir, allí donde viene la idea se tiene que aprovechar.
Un beso

Felisa Moreno dijo...

Hola Juanma, llego un poco tarde, pero ha merecido la pena, escribes con el corazón, poco importa desde donde lo hagas. Un abrazo.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Gracias a todos,

EL MAGO ESCARMENTADO dijo...

Muy bueno. Tan bueno que ni me atrevo a opinar.

Gamar dijo...

Es bueno que sepas la razón por la que escribes. No es mi caso. a veces solo sale.
Buen blog.
Saludos desde muy lejos