lunes, 7 de septiembre de 2009

Autorretrato y Reflexiones de Egocéntrico (3)


(Para leer la Primera Parte pincha aquí)

(Para leer la Segunda, aquí)


TERCERA PARTE: LA HISTORIA Y YO

Me gustan los clásicos y los gatos. No sé si se relacionan, pero a mí me gustan los dos. A mí gato le llamé Aladín cuando mi hermano mayor me quitó el nombre que le tenía reservado al mío para ponérselo al suyo: Simba. Yo me tuve que conformar con la segunda opción. Yo casi siempre me he tenido que conformar –tragar– con la segunda opción por ser el más pequeño, y porque mi hermano es lo más parecido a un capullo. En fin, qué me gustan los gatos y odio a los capullos. Los clásicos, me gustan casi todos. Y es que mi afición por la historia me ha concedido la suerte de conocerlos muy tempranamente. Para mi la Historia, en mayúsculas, es una columna, vertebral o jónica, cada uno a su gusto, que me conduce a otras ramas menos severas como es el Arte. Arte, también en mayúscula. Debería estudiar Historia del Arte, y no Historia a secas pues al final llevo tres años estudiando una carrera y solamente he aprobado cuatro asignaturas. Cosas de la vida.

 

La historia me empezó a gustar desde pequeñito. Es probablemente mi afición cultural más temprana. Mientras que en Lenguaje, Matemáticas, e Inglés era un torpe vaguísimo. En Conocimiento siempre conseguía notazas, y no dejé de sacarlas cuando también le cogí el truquillo al Lenguaje y al Inglés. La verdad es que al inglés todavía no le he cogido el truco, pero si lo comparamos con las mates me convierto de forma automática y exacta en un filólogo anglosajón. Hasta me veo con bigote. De la historia, lo que verdaderamente me apasiona y me hace irracional es la Egiptología. Para que te guste algo mucho, para que seas bueno en algo, debes apasionarte de una parte que es la que te lleva a conocer el resto. Un buen filólogo conoce a los mejores autores en literatura, o conoce la lingüística y la gramática tan bien como nadie, pero para llegar a serlo tuvo que ser apasionado en algo. Digamos que se enamoró de Lope de Vega, y que lo demás fue el precio de un matrimonio sagrado que iba a durar toda la vida. Para llegar al conocimiento uno debe Amar una parte de ese conocimiento. Yo me enamoré de Egipto. Aunque, por otro lado, tengo la fortuna de ser un adúltero empedernido, y no me cuesta disfrutar de los placeres de las otras Historias. Aunque cuando vuelvo a casa, siempre me digo (le digo a Isis) que mis infidelidades son debidas al interés que me despiertas tú, principio de todo (Junto al Próximo Oriente). Me interesa al ver el desarrollo de ese principio hasta llegar al presente. De cómo Isis se convirtió en Hitler.

 

La Historia es, como muchas veces se ha dicho, la memoria de la humanidad. Y como muchas veces he promulgado yo, una sociedad que no conoce su historia es una persona sin memoria, sin recuerdos, y por lo tanto deja de ser una persona, porque de los recuerdos nacen los afectos y de los afectos nace todo. (En vez de afecto podría haber utilizado amor, pero quedaría más ñoño) Por lo tanto, una comunidad que no tiene interés por su historia, es que no tiene interés por lo que le ocurrió ayer, es como una persona que todos los días debe de aprender a andar, que siempre tropieza con los mismos errores, que tiene que aprender su oficio todos los días, que vuelve a especular con el  habla y olvida que su hija es la que esbozó ese dibujo tan horrendo que hay colgado en la nevera. Y lo peor es que piensa que es horrendo de verdad, y se le ocurre que debería tirarlo a la basura. Y se le ocurre también, en un extremismo infantil, que debería encerrar en la cárcel al que dibujó tan mal su retrato y se atrevió a grabar su nombre debajo para que nadie dudara quién es el tipo de la corbata negra. Sin la historia, encerramos a nuestros hijos que es el futuro y olvidamos el pasado, que son nuestros padres.

 

 

 

 

Más bien me difumino en el silencio, porque no sé quien soy.

 

 

Juan Manuel Rodríguez de Sousa

25 comentarios:

Neogeminis dijo...

Dicen que sólo los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla, así lo creo yo, sin ser fanática, desde ya, creo que no se pueden ni ignorar ni ocultar los vaivenes del pasado, porque de cómo nos enfrentemos a él dependerá el porvenir.


un abrazo!

reinadesava dijo...

este ensayo es estupendo, ahora, lo que me ha flipado de verdad es esa parte de tu hermano y el gato y los capullos...

Maat dijo...

Hola Juanma.

Me he leído las tres partes, así, de golpe, pero pausadamente. Si todo es tal como lo narras-y no tiene porqué no ser- creo que eres, en conjunto, un ser entrañable.

Sólo me cuesta entender lo de los tres años y cuatro asignaturas-te sobra potencial para que así no sea- y que digas que las bibliotecas son tristes...

Me encantó "conocerte".

Un abrazo.

Maat

Maribel dijo...

A falta de leerme la primera parte y la segunda, te digo que me ha gustado la tercera, te confirmo que todos los hermanos pequeños acaban aguantándose con las sobras de los mayores, que los mayores cada vez son más capullos (no recuerdo que años atrás lo fueran tanto), te cuento que también tengo gato y que hace unas cinco horas que no sé dónde está, y te confieso que me siento muy mal con la historia o Historia, nunca fue mi asignatura favorita y ando bastante pegada en muchos aspectos, tanto que me he hecho el firme propósito de que mis próximas lecturas sean libros de Historia. Un abrazo.

XoseAntón dijo...

Coincido contigo en muchas cosas, Juanma, sobre todo el infumable inglés la amarga lengua; no en Mates, aquí estaban mis sobres. La Historia nos da el norte y la experiencia y, por qué no, un montón de dudas sin resolver; hipótesis y especulaciones hasta la próxima información que le de un nuevo vuelco. De la Historia detestaba las guerras y el recuento de muertos, el ensalzamiento de dinastías y reyes. Me sentía más atraído por el pensamiento, quizá por eso me deslice por la vertiente de la vertiente de filosofía; mi pasión.

Saludos

Mercedes dijo...

Oye, Juanma, estos escritos me parecen magníficos. Tu narrativa es la de todo un experto escritor. Son textos en los que el lector se siente identificado por un motivo o por otro. Y lo mejor, es que enganchan.
Te pido permiso para llevarme algunos fragmentos para que aparezcan en otra parte (citando tu nombre, claro). Si te apetece que sigan ahí, en tu blog, no tienes nada más que decírmelo sin ningún reparo.
Un abrazo y encantada de compartir pupitre contigo.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Mercedes, encantado estoy yo de que amplies la cobertura de un cacho de mis textitos. Gracias, un beso.
Juanma

Susana dijo...

¡Juanma! Ya parecías majo antes de leer estos fragmentos, pero ahora puedo decir, sin temor a equivocarme, ¡que eres un solete!

Un besote

Mercedes dijo...

Enhorabuena, Juanma: te acabo de ver en Canal
http://www.canal-literatura.com/BLOG/

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

¿Qué quieres que te diga Juanma???
No sé si levantarte un obelisco con "cartouche" con tu nombre en demótico, para la plebe, o poner tu nombre a una plaza de Andorra, para que se enteren de lo egípcio y de lo histórico en general.
Te ovaciono, pues mi ocupación, pardiez, consiste en dar clases de história del arte. Llevas razón, nos explica la estética más que las fechas de tal batalla. Sin el pasado no vemos nuestra sombra pegada a los talones.
Muda estoy, tampoco me gusta adular, así que...bsito, por Osiris, natalí.

SeaSirens dijo...

Mi niño...
Cada vez que te leo, me inspiras muchísimas cosas, entre la multitud de ellas, la ternura.
Estás lleno de grandes valores, de una personalidad muy acentuada y una calidad esplendorosa.
Te podrá ir un poco lenta la cosa de la carrera, pero eso seguro que se debe a motivos ajenos a tu capacidad como estudiante e intelectual.

La Historia es bella en todos los puntos en que se tercie y la parte que tu denominas, (egiptologia) me parece a mi también sumamente interesante.
Yo añadiría algo a la memoria de la humanidad y es el orígen, aunque creo que ya lo encapsulas en todo, creo que también es importante acordarse uno de sus orígenes, porque el que renuncia a sus orígenes, renuncia a cualquier cosa, a todo.

Ya sabes, me encanta como escribes y lo que haces, aunque también debes saber, que si no te lo digo en cada coment que te hago, rebiento.
Tú no querrás que rebiente, verdad?
Jejeje...

Un besazo muy fuerte artistazo y no cambies nunca!

SeaSirens dijo...

Oye chiquitín...pásate por el sótano que tengo una sorpresilla para ti.
No quiero que comentes, solo que lo veas.
Un besito muy grande, como tu corazón!

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Añado, me gustan los gatos, el mío se llama "Minus" (por aquello de Minos el de Creta)...No tengo hermanos, así que me libré del "capullo!/a" de turno, pero me hubiera gustado, al menos, llegar a poder llamarlo así, si se lo merecía.
Viva "Bastet", así se llama la gata de mi hijo.
Me sumo, no sé quién soy, o más bien cito: "conócete a tí mismo" menuda tarea para gastar la vida sin llegar a contestarte. !salve!

Quien Sabe... dijo...

Me han dicho unos pajarillos que cumples años! Asi que Feliz Cumple!!!
Besitos!!

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

AVISO JUANMA!!!!
!!!FELICIDADES muuuuchas!!!
tienes regalito dedicado en mi blog. Repito "carpe diem", natalí
nataliasenmarti.blogspot.com

Ardilla Roja dijo...

Ha dicho Pajarotti en el blog de Dorotea que hoy es tu cumpleaños.

Muchas felicidades y otros tantos tironcillos de orejas.

Como no sé que necesitas pero si lo que te gusta, o eso creo, te regalo esto que al ser virtual no engorda nada.

Pincha AQUI

Any dijo...

También me gustan los gatos y la historia. La historia te da las razones del presente, de porque estamos como estamos, de como llegamos a ser lo que somos hoy (auch!)
Che por todos lados suena el happy birthday para vos, a eso venía esencialmente, a desearte un feliz cumple y me terminé enganchando con el texto que me gustó mucho.
Pero primero lo primero: FELIZ CUMPLEAÑOS y que pases un buen día!
abrazos

tag dijo...

!!!FELICIDADES JUANMA!!!

Te deseo un muy feliz y dulce cumpleaños y para eso te envio este regalo.
estoy toda la tarde en la cocina, espero que te gusten
PINCHA aqui

Esto lo he aprendido hoy de la Ardilla

Celia dijo...

Juanma. Hola "chiquitín".
Me acabo de enterar de tu cumple. Acepta mi felicitación y un beso muy grande estampado en esa mejilla bonachona que tú tienes.
Mua.

Mercedes dijo...

Juanma, el libro que te han regalado tus amigos, como si te lo hubiera regalado yo; ya verás lo que te gusta. Por cierto, cuando quieras me invitas a un café y te llevo él regalito (ese que sí es mío entero). Ya sabes, salgo a las nueve y media.
Un abrazo y feliz cumpleañossss

L.N.J. dijo...

Feliz cumpleaños niño grande...

Te deseo lo mejor, besos.

mar dijo...

Vaya, me acabo de enterar y aunque sea con un poco de retraso te quiero dejar mis mejores deseos en tu cumpleaños.
Un beso de Mar

XoseAntón dijo...

Feli... hip... cidades..., Juanma. En mi... hip, blog está, la botella...

Cumpl... hip, despacio, sin... hip... prisa; un trago... yyyhip un chocolate, un trago... yyyhip... una sonrisa...

SeaSirens dijo...

Jeejeje...dicen que más vale tarde que nunca, verdad chocolatito?
Deseo que hayas pasado un muy feliz día de cumpleaños, aunque te deseo la misma felicidad para el resto del año y de tu vida.
Un beso muy especial para el chico más especial!

Muuuacksss!

Alosia dijo...

Bueno, aun mas tarde te felicito yo. Zorionak!.
Es muy posible que cuando seas un profe de historia sepas hacer llegar a tus alumn@s el gusto por conocer el pasado y el gusto de mostrarse uno mismo ante los demas.
Saludos. Alosia