miércoles, 16 de julio de 2008

SERIE: SEXO EN NUEVA YORK

Sexo en Nueva York

clip_image002

Desirée Castellano Olivera para Sinopsis del Arte

Si os soy sincera, las primeras veces que oí hablar de esta serie pensé que era de contenido pornográfico. Encima la emitían por televisión a altas horas de la madrugada, así que todo indicaba que aquello no era para niñas inocentes como yo.

Años después, me enteré de que era una serie normal donde tocaban el tema… pero no tanto como yo pensaba. Así que me bajé la primera temporada.

El comienzo no me gustó absolutamente nada, pero el verano es tan largo y da para tanto que decidí darle una oportunidad y seguí viéndola.

A grandes rasgos, me toca comentar que la serie trata de cuatro treinteañeras que se reúnen para hablar de sus vidas y, sobre todo, de sus escarceos amorosos. Todo ello en los sitios más cools y glamourosos de La Gran Manzana. Pero… es mucho más que eso.

Los espectadores, a lo largo de sus seis temporadas, hemos disfrutado de momentos de todo tipo: de amistad (¿qué mujer no se siente identificada ante esas reuniones?), de apoyo y ayuda, tristes, alegres… y bueno… sexuales (Supongo que gracias a ellas muchas mujeres han abierto sus mentes a muchas prácticas que “estaban algo mal vistas”).

Quizás un requisito para adentrarse en la historia y engancharse a ella (como me pasó a mí) es conocer a las protagonistas. Así que os voy a acelerar el proceso:

Carrie Bradshaw

clip_image004

Es una escritora de una columna sobre sexo en el periódico. Obsesionada con los zapatos y envidia de muchas por su fantástico vestuario (sí, yo también levanto la mano). Es la más “normal” de las cuatro respecto a sus relaciones con los hombres. Sin embargo, está llena de dudas e inseguridad. Supongo que como todas.

..............................................................

Samantha Jones

clip_image006

Relaciones públicas. Una mujer de armas tomar y sin pelos en la lengua. Tiene numerosas aventuras con miles de hombres, pero es incapaz de llevar una relación formal con ninguno. El matrimonio no es una opción y los hijos… no están dentro de su vocabulario.

............................................................


Charlotte York

clip_image008

Trabaja en un museo. Es, con diferencia, la más recatada de todas. Religiosa y muy perfeccionista, sueña desde pequeña como será su traje de novia. También es la más sensible y llorona. Parece haber nacido para cuidar miles de bebés en su carísima casa neoyorquina.

................................................................

Miranda Hobbes

clip_image010

Y por último, la pelirroja. Trabaja en un bufete de abogados. A veces no derrocha simpatía y lo que tiene que decir lo dice, no se calla ni lo más mínimo. Para ella, nada de cursilerías ni finales felices. Está hecha para ponerles a todas los pies en el suelo.

.......................................................

En fin...

Además de ver las calles, parques, restaurantes y tiendas más fashion de la ciudad y desear vivir como ellas (con las conquistas, las casas, la ropa y los cosmopolitan incluidos), disfrutarás de un montón de anécdotas. Chicos que lamen toda tu cara en vez de besarte, que terminan una relación mediante un post-it, que les gustan ser azotados en el trasero o que la tienen tan pequeña como para hacerte llorar; sólo es un ejemplo de todo lo que te puedes encontrar.

Video del Micropene, XD

..............................................................................

Desirée Castellano Olivera para Sinopsis del Arte

1 comentario:

Robert Leed dijo...

¿Sabes?

Estoy decepcionado, dejarme por el Steve ese, ese camarero que no tiene otra aspiración que el llenar copas a la gente. Miranda, yo te ofrecí el éxito y la sensualidad, pero me usaste y tiraste como un pañuelo: allí secaste tus lagriimtas de Steve y encima volviste con él.

El artículo está bien, escueto, conciso y directo. Como te gustan a ti las cosas, sin rodeos. Te felicito por el artículo, pero ojalá que algún día te des cuenta que Steve es sólo un hombre, yo soy mucho más.

Besos,