jueves, 20 de octubre de 2011

La acera del medio

No recordaba ni la contraseña. Sigo vivo, todavía dando coletazos y perfilando mi nueva línea editorial. Si algunos directores de cine dedican años enteros en producir películas que parecen un McPollo a base de documentales geodésicos de la 2 y episodios perdidos de Hermano Mayor, supongo que estoy en el derecho de callar durante meses y no decir ni pío para luego soltar esta mierda de post. Pero debéis comprenderme, cada vez que me pongo a escribir un artículo serio me salta la vena lírica o me salen sarpullidos políticos. Y lo que es peor, redacto enormes ronchas filosóficas y otras protuberancias autobiográficas que contienen miles de palabras inútiles y que acaban debidamente en cuarentena en la papelera de reciclaje. Por eso, estoy esperando a aclararme el coño. Hasta que lo haga, no sabré que acera coger, si la de enfrente, o la otra. Como mucho, si algo malo me ocurre con esta duda existencial es que, quizás, opte por la acera del medio.


Seguir a ToboganAzul en Twitter

6 comentarios:

Mark de Zabaleta dijo...

Es la gran duda metódica...pero no dejes de escribir tus reflexiones, porque ello implica ya una cierta luz en tus planteamientos !

Saludos
Mark de Zabaleta

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Gracias, Mark, por el comentario. Se agraden es especial los tuyos, pues de alguna forma te admiro.

Y la verdad es que tanto tiempo sin recibir nada (puesto que no había escrito nada), tenía ilusión de encontrar respuesta.

Saludos!
Juanma

Neogeminis dijo...

Llevar adelante un blog implica cierta regularidad, es cierto, pero eso no debería condicionar la obligatoriedad de publicar cualquier cosa ni en cualquier momento. Uno va madurando ganas e ideas y de ello deja constancia en la medida que así lo sienta conveniente. Los eventuales lectores y visitantes sabrán comprender los altibajos por los que atraviesa el propietario del mismo. Todos somos humanos y tenemos nuestros problemas.


Sin presiones ni exigencias, aquí te seguimos.
Un saludo.

Juan Manuel dijo...

Muchas gracias Neo por tu comprensión, llevas toda la razón.
Un saludo,
Juanma

Pepe dijo...

La lírica y la política, ambas, son temas serios, al menos eso pienso. Sin embargo, el escritor ha de sentirse identificado con aquello que escribe y no siempre es posible. En un determinado momento, surge el camino a seguir, y el escritor vuelve a sentir dentro de sí, la chispa que lo impulsa a dar vida a sus escritos.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Buenas noches,

Me dirijo a ustedes para hablarles de mi libro "Atrévete a sentirme". Tras muchos esfuerzos y muchos sueños rotos hace unos meses logré publicar por fin mi primer libro de poesía. En sus páginas mezclo sentimientos de nostalgia, dolor, miedos, dudas y esperanza, todos ellos nacen de experiencias vividas en mi propia piel. En mi web www.vanessacordero.com podéis conocerme un poco más, leer algunos poemas de los que aparecen en mi obra e igualmente adquirir el libro. Espero me ayuden a continuar luchando por mi sueño.

Un abrazo y mil gracias por su atención.

www.vanessacordero.com