jueves, 8 de julio de 2010

Este jueves un relato de amor: Muralla china

Muralla china

Ataques de lirismo

No quise. Más que nada porque intuía, que en un futuro, te fuera a ser imposible perdonarme. Quizás porque a mí me cueste, quizás también porque en ese momento no te exigí que, a mi vuelta, siguieras existiendo, siendo el mismo que acariciaba por las noches entre mis dedos silenciosamente. Ese silencio tan buscado y que tú sólo sabes fabricar. Ese silencio que tan sólo yace en tus ojos, donde es posible ver el mar de Málaga. Esos ojos de lo que presumes y que yo he ungido de tristeza con una idea necia. Y esa idea no es más que un viaje demoledor, un pensamiento germinado entre los melancólicos domingos en los columpios del parque. O en los sábados de prosas encontradas, de versos interminables donde hacíamos reír a los poemas de Aleixandre y Salinas, dándoles continuidad y esperanza cómo huéspedes en nuestras mentes, materializándolos en nuestro aire azul. Y en aquel cielo de gaviotas y diamantes de mar, de lunas lorquianas me atreví a morder el fruto del árbol de la ciencia, despertándome en la tierra hostil de un viaje que sólo pretendía ver (con mis propios ojos, como los astronautas son capaces de ver una línea rojacasinegra en la tierra desde el cielo) nuestro amor. Ansiaba alejarme para conocer, pero entonces comprendí que había cometido el error de poner el amor a la misma altura que el tiempo y el espacio. Y también comprendí que ninguna línea delgada, por mucho que se extendiera, seria posible distinguirse desde tan alto y que tus silencios y tus ojos no pueden compararse con un lazo de piedra, de montaña. Océano. Lo que hay entre nosotros quizás yo no pueda explicarlo, quizás no haga falta decir nada, aunque ahora te escribo diciéndote esto, amigo mío, para que entiendas mi error y me comprendas, me perdones, y para que en el próximo viaje, me acompañes.

Más historias de amor aquí

14 comentarios:

40añera dijo...

Hermosas palabras para pedir que te acompañen en un viaje que quisiste hacer sólo.
Es vedad que el amor no sabe te tiempo, ni de espacio.
Me ha gustado mucho
Un saludo

maria jose moreno dijo...

Juanma
¡Qué bellas palabras para pedir a alguien que te acompañe en el camino del amor! Sobre todo con ese perdón por delante por aquello que no abemos que haya cometido.
Dede luego es un lujo leerte. Me he quedado anonadada ante tan sublimes palabras.
Un besazo

Maat dijo...

Hola Juanma.

Me ha sido imposible participar en este jueves y, el poco tiempo de que dispongo quiero dedicarlo a leeros.
Ha sido todo un lujo pasear entre tus letras, donde queda reflejada la vehemencia de encontrar un compañero de viaje que todos sentimos en algún momento de nuestra vida.

Precioso, Juanma.

Un abrazo.

Maat

XoseAntón dijo...

Está muy bien escrito, ritmo tranquilo, sin obsesiones, libre de ideas; en fin, a mi me ha parecido muy auténtico y sentido. Un amor elevado, pero al alcance de la mano.

Un abrazo, Juanma.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Amor entreverado de versos, Aleixandre, Salinas, teñido por el azul de Málaga en los ojos, descrito con una sutileza que estremece y es nostalgia, petición, memoria de algo compartido con carícias, a la espera de un próximo viaje como si fuera Itaca el puerto, lo importante la travesía.
Juanma, mucho tardabas en ofrecernos tu exquisita, elegante, intensa y profunda prosa, ha sido un auténtico placer leerte.
Te saludo !salve! bsito.

Pepe dijo...

Es la primera vez que visito tu blog y tu relato me ha impresionado. Magníficamente narrado ese alejamiento para ver, para tener perspectiva. Siempre en el tiempo y en la distancia corremos el riesgo de no apreciar las lineas delgadas, corremos el riesgo de que estas se desvanezcan.
He disfrutado leyéndote y entraré con frecuencia.
Un saludo.

Any dijo...

Hola Juan, tanto tiempo.
Me encanta como manejás las palabras construyendo imágenes con ellas.
A veces uno necesita vagar por ahi solo, no quiere decir que esté excluyendo al otro de su vida. No hay comparación válida entre una montaña y unos ojos, no sería justa esa comparación ni para uno, ni para el otro.
Es simplemente necesidad de alejarse un rato y estar con uno mismo. Claro, uno no puede esperar que todos lo comprendan, asi que por lo general se complica.

Siempre encantada de pasar por aqui
Un abrazo

Gastón Daniel Avale dijo...

Hace rato, tiempo de verdad...que no veo que alguien escriba así...es bueno, por lo menos para mí, y seguro para vos, esa forma de expresarse...gusta y se degusta fácil. Un saludo, me gusto el blog, asi que te agrego a favoritos en mi blog y ya te sigo, te invito a pasear por el mio: www.gastondavale.blogspot.com

un saludo!

rosa_desastre dijo...

Una preciosa carta para llevar en el bolsillo y leerla muchas veces... Tus letras, un placer.
Besos

Tésalo dijo...

Vicente Aleixandre..
Haberle dado, entre alborozos continuidad a uno de esos poemas en los que se dan tantas rendijas... a mì me ha sorprendido. Me gusta mucho.

Tésalo

gustavo dijo...

llevar el amor en el corazón...levar el amor en la mochila de los viajes...a veces el amor precisa de la tangibiidad de una mirada, de la tangibilidad de una respiracion, de el silencio del otr@ pero en presencia del otr@...a veces el querer comparar unos ojos oceanicos con la mar...a veces la mar no contiene ni unos ojs amados y sí estos a la mar... a veces se hace necararia la presencia...
mil saludos, juan manuel...
tardios por que leo el ultimo...

Teresa Cameselle. dijo...

Y llegaste tú, de este bello viaje, para llenar el jueves de sentimiento y de elegancia.
Te acompañaremos, claro que sí, en el próximo.
Un beso, Juanma.

Susurros de Tinta dijo...

A veces hay que tomar distancia para ver mejor las cosas, que hermosa declaración de amor, me llevo esta frase:
"pero entonces comprendí que había cometido el error de poner el amor a la misma altura que el tiempo y el espacio", miles de besosssssssss.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Muchas gracias por los comentarios, para confesarlo decir que formaba parte de un poemario que estaba escribiendo ese mismo día, un poemario en marcha que tiene varios títulos: "Roma" Poemas desde las consumación...