lunes, 23 de febrero de 2009

Por fin, Penélope ya puede besar al calvo por los pasillos.

933178

Son casi las ocho de la mañana, cómo veis, es bastante temprano. Y no, no acostumbro a madrugar tanto en el comienzo de la semana, sino que más bien me he quedado despierto toda la noche intentando ver entre canales de Internet la gala más famosa del mundo cinematográfico. Ha sido toda una aventura, acompañado por mi amiga la actriz que me paseó por todos los canales disponibles, habidos y por haber. Debo decir que si yo hubiera sido el ganador de algún oscar, --me conformo con el maquillaje-- hubiera dedicado el premio a toda mi familia, a mi gato, al lápiz de ojos que me regalaron en mi cumpleaños; pero sobre todo, agradecería la iniciativa de las cadenas de Argentina y Venezuela el emitir gratuitamente los Oscar. Además, siempre es simpático ver durante la publicidad a un Matthew McConaughey (qué nombre más difícil de escribir por cierto) hablar con acento argentino. Que me perdonen los argentinos, pero es algo a lo que uno no se acostumbra.

El pase de la alfombra roja se puede resumir como un chuparcámara continuo de Jessica Parker, y que junto a Penélope Cruz parecían cenicientas, princesitas extraviadas. Todo lo demás, no tiene mucha importancia. Mickey Rourke brillaba como un ser estrafalario, algo no muy fuera del canon que él mismo se ha marcado últimamente. Kate Winslet vestida, si no fuera así nos hubieramos vuelto locos, aderezada con originalidad y elegancia. También se vio mucho traje rojo por ahí desperdigado, y mucho esmoquin sosón. Una Sofía Loren que parecía, --perdónenme que yo la quiero mucho--, un trapelo de medio pelo junto con unas actrices guapísimas, guapísimas, y tan brillantes, brillantes que llegué a pensar que cuando llegaran Angelina Jolie y Brad Pitt se necesitarían unas gafas antirreflectantes para seguir mirando el paseillo taurino sobre la alfombra roja.

Empezó la gala de la mejor forma posible: casi de sopetón y sin darnos cuenta nuestra Pe, Penélope Cruz se lleva el Oscar por su actuación como Maria Elena en Vicki Cristina Barcelona. Se lo merecía, y ya era hora de resarcirse por su anterior e infructífera Nominación como Mejor Actriz Protagonista en Volver. Lo demás, en pocas palabras: Hugo Jackman bastante ridículo, aunque guapo, porque para eso lo han elegido como el hombre más sexy del mundo. En cuestión de películas, Slumdog Millionaire fue la gran vencedora que dejó ripia a El Curioso Caso de Benjamín Button, o debería decir el Interminable y bellísimo caso… Entre una cosa y otra apareció Meryl Streep bien vestida, cosa rara en ella, y con la cara perenne de quien está acostumbrada recibir las nominaciones a los Oscar con la misma emoción que cuando le llega la factura del agua. Y… ¡cómo no!.. dejó a Kate Winslet el camino libre para que se lanzara a por el tan ansiado Oscar débito a su tremendo papel, increíble, maravilloso, espeluznante, irrepetible papel en la película El Lector. La verdad es que después de seis nominaciones, se lo merecía. Mientras tanto Penélope se perdía media gala llorando de emoción por los pasillos de Kodac. Quince minutos estuvo la chiquilla aliviando la sequía californiana. Lo más extraño y significativo fue cuando el fantasma de Heath Ledger recogió el premio a Mejor Actor de Reparto. Un Oscar póstumo e inútil, a la par que emotivo en donde el mérito era sobrado. Claro que físicamente lo recogió alguien, ya no recuerdo bien, aunque siempre lo podría haber recogido aquel noviete vaquero que se hechó en Brokeback Mountain, quizás todavía le siga esperando.

Fue Sean Penn el último que protagonizó la noche entre un decorado incierto y cambiante al recoger su premio al Mejor Actor por Harvey Milk. Lo único salvable, según mi débil punto de vista, era la actuación de Sean y la crítica social, que siempre hace falta; sería ese el motivo por el que estaba de acuerdo con el Oscar, aunque hubiese preferido subir a Frank Langella por el papelón presidencial que realiza en Frost contra Nixon. Película, dicho sea de paso, olvidada durante la gala. Si bien para crítica social teníamos a la película dirigida por Danny Boyle, Slumdog Millionarie. Película triunfante, que ha arrasado esta noche. Me ha hecho gracia que el final de la película hiciera honor al final de una recogida del premio por una multitud de actores, realizadores, maquilladores, todos ellos acompañados por esposas y suegras (o eso me parecía a mí); ahora comprenderán mi incertidumbre por si la tarima del escenario iba a aguantar lo suficiente el peso descomunal de toda una India subida a tropel. Quizás fue todo una conspiración de la felicidad para quitarles las penas a los Brangelina, en los que ambos nominados sabían de sobra que no tenían ni la más mínima posibilidad de ganar el oscar. Bueno, quizás Angelina Jolie albergaba alguna esperanza, tanto y tan inútil le resultó esa esperanza que daba la impresión de haber reivindicado el papel que encarna en el Intercambio. En fin, Angelina y Brad se contentaron con chupar cámara, ya que de eso se encargó personalmente Jessica Parker que se sentó justo detrás, y de esta forma repartir belleza y amor a una gala carente de chispa. Quizás como todas las galas de los Oscar, aquí no ha sucedido mucho que después merezca la pena anotar en los anales de la historia, pero sí de los cotilleos; pues… ¿quién no se resiste a criticar los trajes de las actrices durante la semana siguiente a la gala? Al fin y al cabo, para algo tenían que servir los Oscar.

 

PD: le dedicaré un post a los olvidados de los Oscar, y si hay fallos... mirad la hora.

13 comentarios:

Paco dijo...

Habrá de felicitar a Teresa por su acierto al escoger la película ganadora, ¿verdad JuanMa?

8 estatuillas ¿no?

Que suerte que tienes que puedes dedicar tiempo a esas cosas. Yo últimamente no miro la tele, prefiero... mejor no te digo.

Al menos tenemos una paisana ganadora. Y es que esa mujer es buena. (Y guapa).

Mírate la hora del blog porque dice las 22:46

Un abrazo premiado

Paco dijo...

JuanMa,
Confirmo que has de modificar la zona horaria en el blog.

He posteado el anterior comentario a las 11:34

(No se vayana a pensar ustedes que noy un noctámbulo).

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

jaja, gracias Paco, ahora miraré la zona horaria de mi blog, En cuanto a la hora real, comencé a escribir el artículos a las cinco y media... por eso esa frase inicial, pero el sueño me relantizó la escritura hasta las ocho que tampoco es que sea una hora espectacular.

Gracias de nuevo, Paco, sí, menos mal que ganó Millionaire porque a mí el Caso... me gustaba menos.

Carmen Andújar dijo...

Hola Juanma, gracias por hacer un comentario tan completo de la gala de los Oscars. Yo, no aguanto hasta tan tarde. Me parece bien que Pe se haya llevado el Oscar; aunque en mi modesta opinión, se lo mereció más por "Volver". De todas maneras es una excelente actriz, de eso no hay la menor duda. No he visto la película ganadora y no puedo tardar mucho más. A Brad si que lo vi en su película y me gustó mucho; pero ya se sabe que también hay mucha política en estos premios.
Bueno Juanma, un beso grande.

XoseAntón dijo...

Bueno, me alegro por Penélope, no entiendo ni torta de cine, pero la patria es la patria.

Ahora que eso de que ya puede besar "calvos"...; me muerdo la lengua, me muerdo la lengua que se me está volviendo de un bífido que no veas. Y la culpa es tuya por incitar.

estela dijo...

Por fin he podido entrar en tu nuevo blog. Lo inteté varias veces y no me daba acceso. Te ha quedado muy bien.
De cine no entiendo mucho, pero tiene que saber bien la calva del muñequito este, jajaj.
Pues nada, felicidades Pe, hija ,que ya era hora que se llevara la estatuilla alguien de la tierra.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Bueno Juanma decirte que me ha gustado mucho tu particular vision nublada por el sueño y el cola cao que te metiste entre pecho y espalda ,al cual yo te acompañe xDDDD sisi yo ,la que nombras como actriz a la que no le das nombre guapo; ahora esperaré tu respuesta.
Pienso que te ha faltado unicamente vitorear el vestido de Penélope porqué de verdad era una maravilla y poco mas,sólo expresarte mi enhorabuena como siempre te la marcas xDDDD .
Firmado: X

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Pues ahora me has dejado en la duda de si contestarte o no, la verdad es que contestar ya veo que sí, porque ya llevo escritas tres lineas y no es plan de dejarlas tiradas al aire... pero bueno, ahora la duda es de si digo tu nombre, buedno, lo digo, Almudena, la actriz es Almudena, una aclamada actriz que tiene, sobre todo, mucho futuro por delante.

En fin, gracias a ella podré pasear algún día por la alfombra roja, si es que mi amistad con ella es, ante todo, interesada.

Un beso

Raúl dijo...

Ufff. No me tragaba yo la gala ni loco. Felicidades por la paciencia. Lo bueno de darle el premio a Penélope Cruz es verla con ese vestido. Estaba bien guapa...

Mercedes dijo...

Juanma, ese Oscar deberían dártelo a ti, por tu simpatía.
Un abrazo y ya sabes, chin-chin por tu nuevo blog.

SeaSirens dijo...

Pues yo, normalmente, acostumbraba a recibir o ver alguna noticia de esto de los Óscar, pero este año, ni me he enterado...no veo la tele nunca, pero este año, ha sido nunca...nunca...

Quizá es que las cosas no pasan porque si...quizá es que esto debía pasar...El tiempo, estaba esperando que me lo contaras tú.
Gracias Juanma.

Exquisito blog el que has engendrado. Enhorabuena!!!

Besito de lacasito!! jeje.

lys dijo...

Bueno, me ha encantado el post, queda precioso con nuestra P. en primera plana, franja horaria a parte.

Soy fan de Seam, creo que es uno de los mejores actores del momento.

Viky Cristina, Barcelona es una peli mediocre y caótica pero Penélope Cruz brilla en ella como lo que es, un buena actriz.

Te dejo un beso

lys dijo...

Muchas gracias, es lindo verte, pero a mi no me dejan asomarme a tu balcón. me dicen que ya sigo demasiados blog y ni de lejos sigo los 200 que dicen se puede.

Te agrego a mis favoritos y te visitare siempre que pueda.

Te dejo un beso.