lunes, 15 de diciembre de 2008

Pues ya está aquí mi medicamento. Mercedes y Ramón me dieron el impulso para que la colgara, la he dejado tal como estaba, con dos palabras cambiadas. Me lo pasé realmente bien con este ejercicio del taller. Saludos a todos, espero que os llegue la diversión a las venas tanto como a mí.

Armar la gorda

Composición: armar, la, gorda. Armar: preparar el arma para disparar, proveer de las mismas, disponer algo. La: artículo determinado femenino. Gorda: persona o cosa (femenina) de abundantes carnes, abultada.

Contenido del envase: discutir, caer en una situación embarazosa, acción fuera de toda lógica (sobre todo para el oído), fuera de los límites que sobrepasa la educación ciudadana.

Indicaciones (Cuándo se debe utilizar)

Es muy recomendable cuando usted desee reivindicar sus derechos oprimidos, cuando su pareja le ponga los cuernos o cuando alguien se le cuele delante en la cola del supermercado. Utilícelo como medio para desfogar su rabia asesina contra esa persona.

Contraindicaciones (En qué casos no es recomendable su uso)

No es recomendable en presencia de su jefe, ni su suegra. Tampoco es recomendable cuando usted quiera dar buena impresión a alguien. No armarse la gorda a uno mismo pues resultaría inútil y le provocaría un profundo dolor de cabeza.

Precauciones (Consideraciones a tener en cuenta)

Primero, recuerde que antes de amar la gorda debe estar seguro de poseer un estado optimo de su garganta, para certificarlo, grite dos veces con bastante fuerza, de este modo podrá saber si está en condiciones favorables para armarla. Antes de amar la gorda, debe precaverse de que sus personas o victimas no son sordas, pues entonces ese acto quedará reducido a niveles de mínima efectividad. Deberá entonces, desarrollar otro métodos para armar la gorda. Si usted es mudo, lo tendrá difícil pero no imposible. Si solamente es sordo, y puede gritar todo lo posible sin oír, ni escuchar, es usted entonces el individuo perfecto para armar la gorda.

Antes de armarla, asegúrese que ha leído bien. No es “amarla”, pues entonces usted debería amar la gorda; cosa que nosotros no respondemos de los posibles efectos secundarios, sean matrimonio, hijos y divorcio: la compañía que fabrica este producto “armar la gorda” no se hace responsable de sus gastos. Bien, si usted es la gorda estas últimas instrucciones le importarán un comino.

Si usted toma al pie de la palabra nuestro producto, puede ser que le cueste encontrar una gorda para armarla adecuadamente. Atención: una gorda armada no puede dar tan buenos resultados. Para comprar munición y armas deberá poseer la licencia de armas en toda regla. Repetimos, si no encuentra una gorda, nosotros se la proporcionamos. Si usted la encuentra por su cuenta (muy extraño no hacerlo) asegúrese que la gorda es una buena persona, decente y razonable para armarla. Tenga en cuenta, que una diabólica gorda armada, armando la gorda, podría ser muy perjudicial para su salud y para todos aquellos que estén alrededor.

Nota: la empresa no corre con los gastos de las armas y la munición.

Interacciones (Compatibilidad o rechazo al simultanear con otros productos)

Puede usted amar la gorda mientras no esté matando el tiempo. Tampoco puede conjugarse con “a buen entendedor, pocas palabras bastan” porque sino estará llevándose la contraria como el salmón al río.

Posología (Modo y frecuencia de empleo)

Para armar la gorda debe usted aplicar todo su ingenio de furia en dos medios: el orador y la expresión física. Gritar con la campanilla al aire, mintiendo y a ser posible llevando un tambor. Todo ello seguido de movimientos nada elegantes de manos y piernas.

En cuyo caso se prefiera por la segunda opción (la literal), deberá colocar el cinturón de munición a la gorda, y una escopeta en una mano, una pistola escondida en la bota, y un arco acompañado de un carcaj. Es entonces cuando ya estará armada.

No se aconseja armar la gorda más de una vez por mes.

FIN

image

27 comentarios:

XoseAntón dijo...

Jajajaja, muy bueno.

Y me preguntó ¿ella se dejará?

Gracias por la sonrisa Juanma.

Saludos

Paco dijo...

JuanMA,

Mejor que solo sea una vez por mes (jeje).

Pero ha sido muy divertido leer el prospecto de este medicamento.

Los efectos secundarios de deberán tener en cuenta también...

Un abrazo

P.D.
Casualmente me sale como palabra de verificación:
"TIONA" eso es una tia grandullona
con lo cual el comentario queda adecuado a tu texto.

El Desván de la Memoria dijo...

Me gustó cuando lo leí por primera vez (ya lo sabes) y me ha vuelto a gustar en esta ocasión.
Me ha resultado muy curiosa y acertada la imagen con la que has ilustrado esta posología, esa mujer que podríamos llamar de Vitrubio-Botero. Realmente apropiada.
Un abrazo,
Ramón

Mercedes dijo...

Ay, Juanma, lo que me he reído. Desde luego este ejercicio es una pasada.

Besos.
merce.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Gracias a ti Xosé Anton por pasarte y echarte unas risas, yo creo que sí se dejará... jaja,

Paco, lo de las palabras de verificación son un campo de mina para la curiosidad. a veces salen cada cosasss,jajja, Y esta, la mar de apropiada: Tiona,
le decimos a la Rae si la acepta?

Ramón, ya sabes, este ejercicio cuenta como dos positivos, eh? que después llegan las notas! jaja.
No había mejor definición para la imagen que la de Vitrubio Botero, eres un sabio profe.

Mercedes, encantado de que te pases por aquí, con tu ejercicio también me reí mucho, es exactamente lo que dices, este ejercicio es una pasada!

Saludos, abrazos, besos para los cuatro,

SeaSirens dijo...

Juanma, me ha parecido muy bueno.
Espero no tener que recurrir a este prospecto nunca, pero en el caso de que me haga falta, ya lo se...

Saludos!!

Felisa Moreno dijo...

Juanma me ha parecido genial, muy divertido, desde luego que has armado la gorda con este post. Gracias por animarte a compartirlo.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Hola Seasirens,
Encantado de verte por aquí, bueno, lo que tú has dicho, si quieres armala, ya sabes cómo, jajaja

Felisa, de nada por compartir estas risas que tengo escondidas en los cajones de mi ordenador, es un placer, Estoy deseando que te pongas las pilas y llegues a esta lección tan divertida.
(Y mira que partes con ventaja por los ejemplos de Mercedes y mío, ehh=jajajjaja)

pichiri dijo...

Amigo Juan Manuel: No me queda mas remedio que "armarte la gorda". He tratado de entrar en tus blogs: Iniciando la Historia y Eclipse del Arte y no se me ha permitido el acceso,he buscado tu correo para agradecer tu generosidad al dedicarme parte de tu tiempo y tampoco aparece. Así que sabiendo lo bien preparado que estás para afrontar el ataque de cualquier gorda armada, te mando mis quejas con una "delgadita casi anorexica, que aunque desarmada, puede resultar mucho mas peligrosa. Los gritos exaltados que pensaba prorrumpir se han disipado tras la lectura de tu post, conforme se iban alargando las comisuras de mis labios, hasta dibujar una amplia sonrisa. Me encanta que tambien te guste Benedetti, aunque lo prefiero como poeta y me sorprende que unos trazos ya casi desdibujados de mi vida te hayan podido interesar. Un saludo cordial y procurame el visado de entrada a tus otros blogs.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

jajajja,

Es que los otros blogs son privados, son como archivos que tengo en el ciberspacio por si algún día no dispongo de esos archivos en cualquier lugar del mundo, y así poder trabajar sobre ellos, jajaj,

Por cierto, mi email aparece abajo del todo, en política del blog, pero vamos, reconozco que está muy escondido.
Gracias por armarme la gorda, ya pondré el email en un sitio más visible!!, jajaja,

Me alegro que te haya hecho sonreir el texto, y Benedetti es lo que tú dices, en poesía brilló más, pero creo que algunos textos suyos en prosa no se quedan atrás.

Estaré pendiente de tu blog, me pareció muy interesante las cosas que incluyes en él, (es como tener otro punto de vista)

En fin, un saludo
Juanma

duveral dijo...

Jajaja,llego algo tarde por lo que veo, pero cuando puedo repaso vuestros blogs, jajaja que bueno el...relato¿? jajaja no se definirlo, sería genial como monólogo sin duda, tienes mucha habilidad para armar la gorda con una simple frase ¡Muy wapo!

Brisa67 dijo...

Debido a mi trabajo, conozco a algunas gordas con muy buena punteria... y, todo hay que decirlo, creo que suelen ser más diabólicas las delgadas jajaja.

Un trabajo muy completo y elaborado, aunque no he podido evitar ponerte el chistecito porque me toca un pelín de cerca.

Las gordas al poder!, somos mucho más acogedoras que las huesudas.

Feliz Navidad Juan Manuel, espero que Papa Noél te traiga mucho turrón.

Un beso


Carmen

Mamen dijo...

Sinceramente me ha encantadooo, jejejee¡¡¡;).. Y que yo sepa armar la gorda, la hemos armado alguna vez todos, jajjajaja:DD

Un besooo Juanma¡¡¡

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Hola Julian, encantado de verte por aquí, ya me pasaré más por tu blog, es un texto, de relato tiene poco, gracias por tus halagos.

Carmen, yo te digo que yo también estoy gordo, y que los turrones de navidad, me pueden..xDD, yo también espero que a ti te traigan todo lo que tú quieras,

Mamen, me agrada que te haya gustado el texto, Mamen,


A los tres os envio un saludo muy fuerte!!
Juanma

Celia dijo...

Muy bueno. Armar la gorda... amar la gorda. Muy ingenioso. Me he reído y que conste que hacer reís es muy muy dificil.
Un abrazo

pichiri dijo...

Despues de tus aclaraciones y teniendo ya a la vista tu email, acabo de dar, de forma urgentisima, nuevas instrucciones a la "aneroxica". ¡DE BUENA TE HAS LIBRADO!

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Ya veo, ya veo de la que me he librado,xD un saludo compi,

Celia, gracias por pasarte por aquí y echarte unas risas, un abrazo
Juanma

Carmen Andújar dijo...

Divertidísimo el medicamento. De vez en cuando vale la pena armar la gorda, pero sin pasarse.
¡Felicidades!
Un abrazo.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Gracias por las felicitaciones, Carmen, no sé si me las merezco, jeje. Me alegro que te hayas echado unas risas,

Un abrazo a ti también,
Juanma

Ricardo dijo...

Hola Juanma, creo que habías dejado un mensaje en mi blog y sin saber cómo lo he eliminado, si no te importa vuelvelo a intentar más que nada porque me decías algo de que estabas siguiendo no sé qué. Por cierto me ha encantado tu relato.

Un abrazo.

Ricardo

MarianGardi dijo...

Aqui se armò la gorda!!
Muy simpatico el armamento que he encontrado en su trinchera, aqui todos van armados con la gorda jejeje
Gracias por entrar en mi blog.
Un beso y Felices Navidades

Mercedes dijo...

¡¡¡FELICES FIESTAS!!! Juanma.
Muchos besos desde aquí al lado; a unos minutos en tren de cercanías y a un "click" de ordenador.
Ponte el casco si empizas el año de obras ¿eh?
Besos.
Merce.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Marian,

Gracias por pasar por aquí, me ha resultado curiosa una trinchera que me encontré hoy por la calle, ¿te vienes?

Unos niños llamaban a casa de la gente al porterillo, y después se escabullían.

Desde la ventana escuché al dueño de la casa: ¡Estoy hasta los cojones!! jajja,

Saludos,
Juanma

estela dijo...

solo una vez al mes???
vaya......me tomaré doble dosis. Dicen que quita es estres jajajaaj

un abrazo. Feliz año, y muy acertado el medicamento.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Gracias Estela por pasarte por aquí. sí, una vez al mes que después se arman los follones y le echan las culpas a la empresa. jaja

Feliz Año Nuevo,

Juanma

Carl Boss dijo...

Hola juanma,
Gracias por ts comentarios a mi blog sobre lo que vemos los hombres en las mujeres. Carl Boss.
Respecto a armar la gorda, creo qeu te faltó algo: las presentaciones del producto, hay muchas, oral(cuando la armas a gritos o con palabras, comentario,s etcétera), Escita, a través de una carta, un artículo en u periódico. Visual como las salsas rosas os paparazzi. Etcétera.

Jesús dijo...

A mi me dan muchas ganas de armar la gorda en los ensayos, pero es que en mi grupo hay una gorda, pero muy gorda... más, más gorda. Y me quedo con la duda... si armo la gorda, ¿tengo que darle armas a la gorda? Eso me deja desconcertado y no puedo armarla, asi que tengo que buscar un método distinto, una alternativa, que sea genérico además.
Así que me he vuelto un director blandito, como una bolita de algodón.