lunes, 24 de septiembre de 2007

CINE PEQUEÑA MISS SUNSHINE

PEQUEÑA MISS SUNSHINE...UNA PELICULA PARA AMARLA Y RESPETARLA HASTA QUE LA MUERTE TE SEPARE

Juan Manuel Rodríguez de Sousa.

Sencillamente es una gran película. He descrito el comienzo, que quizás, sea la parte más aburrida, o mejor dicho, la menos divertida. Ello no es razón para subestimarla, sino para afirmar con seguridad que PEQUEÑA MISS SUNSHINE es uno de los mejores filmes de la década. Es una especie de montaña rusa que nunca deja de subir y que cuándo llega a su punto más álgido, la emoción revienta en miles de fuegos de artificiales .



Era la hora de levantarse, cuando Doly recibió la noticia más importante de su- todavía- corta vida. Dormida, en aquel momento, la noticia descansó dos horas en el contestador del negro teléfono, un teléfono de negro descolorido...



Un intento de suicidio llevó la alarma a Maguie -la heroína ama de casa. que enseguida fue en busca de su infeliz hermano -el suicida- al hospital psiquiátrico de Luisina. El Hermano fracasado y suicida era un gran filólogo francés enamorado empedernidamente de un alumno suyo que, casualmente, no le correspondía. Pero su dessgracia no se correspondía tan sólo con una desventura amorosa. Lo que de verdad, le llevó al suicidio, fue la correspondencia de su amado por su más eterno rival en la academia filológica. Demasiado era ser homosexual en los Estados Unidos junto con de ser rechazado y vapuleado por tu antiguo compañero de trabajo, sí, antiguo porque además Felix fue despedido de la noche a la mañana sin motivo alguno. A estas alturas, ya es fácil adinar las razones pertinentes que expuso la universidad.
Pasando por los problemas de un hermano que había intentado suicidarse, Maggie se encuentra con otro "bicho raro" familiar: su hijo Mass. Mass era un adolescente rarísimo. Alguno pedagogos indicaron a sus padres que en Mass se advertían signos extraños de conducta social. Lo que hablando en plata era que su hijo les había salido "raro".


Mass ha hecho un juramento: no dirá una palabra hasta que no ingrese en la academia de vuelo de los EEUU. El chico se dedica día y noche a la práctica continua de duros ejercicios, y como si tuviera alguna relación, lee a Nitche como si fuera el padre de la sabiduría humana. Además, odia a todo el mundo, como se lo especifica a Felix el Suicida en un bloc de notas. Este librillo es el único medio de comunicación que tiene Mass para hablar con los demás, y en este caso, con su tío el Suicida.

El abuelo de la pequeña es un pervertido drogadicto que siente una gran debilidad por su nieta. Es el artífice de nuestra pequeña Doly, el culpable más directo del triunfo de la pequeña.
Mientras el abuelito se dispone para terminar con las rayas de coca que le quedan encima del lavabo, la noticia todavía espera impaciente en el teléfono; Doly, la pequeña, ha quedado finalista en el concurso de Pequeña Miss Sunchine.



La pequeña regordeta sigue durmiendo en su cama, extenuada por los ensayos efectuados del día anterior para lograr el éxito. Cuando se levanta, se coloca delante del televisor para ver su video favorito: Una Chica es coronada Miss de los EEUU. Con una dedicación que roza las esquizofrenia, Doly intenta imitar los movimientos de su heroína televisiva.
Mass el rarito y Feliz el suicida establecen un lenguaje exótico en su todavía corta convivencia. Esta conversación, bastante fluída si tenemos el en encuesta el medio para comunicarse del que dispone Mass: su blog de notas.

.
El escenario para narrar esta historia consistirá fundamentalmente en la furgoneta, pero antes el papel principal recaerá en la casa. La casa es un mundo que saca brillo a la mediocridad, ninguna escena de clase media puede explicarlo mejor que una cocina y un comedor desordenado, decorado sin gusto estético, aunado con una pretensión de querer parecer algo, o simple y llanamente, de aparentar más de lo que se tiene.

.
Justo a la hora del almuerzo, llega el maravilloso patrón de la casa. Tom es un padre con un carácter compulsivo, optimista, derrochador de enegía, ingenuo, débil; todo ello unido a un estado continuo de fracaso estrepitoso.
Tom se sienta en la mesa como cualquier trabajador que vuelve cansado después de una jornada de trabajo. Intenta emprender una conversación con su hijo Máss, pero este manteniene el juramento sin siquiera saludar a su padre. Su cuñado el Suicida con las manos vendadas que explicaban claramente su reciente tentativa de suicidio, no invitaba en los más mínimo a una conversación. En este escenario, Tom opta por salir huyendo con alguna excusa - Me voy a buscar a Doly- dijo con un deje de pesadez.
Doly termina su imitadora sesión de diva ganadora. El abuelo sale del baño con una rara indiferencia terrenal. Magie, con la ayuda de su marido, ultima los preparativos de la comida en la mesa del comedor, un comedor con aires de querer cumplir el típico "sueño americano"

.

.
Todos estan sentado en la mesa. El Abuelo sigue embutido en su indiferencia terrenal por unos segundos. Luego, en cuanto recupera la vitalidad neuronal, exclama :
-Otra vez pollo, en esta casa solo hay pollo para almorzar y cenar, ¡me cago en el pollo frito!

FIN DE UNA PEQUEÑISIMA PRIMERA PARTE... ¿Quieres ver cómo acaba?

Para el que quiera saber más le recomiendo estos enlaces:

Para una buena crítica: http://www.labutaca.net/films/44/pequenamisssunshine.htm

Web oficial española:

http://www.fox.es/pequenamisssunshine/

1 comentario:

melissa dijo...

Pues yo vi esta peli hace muy poco y me gusto mucho, sobre todo la escena de cuando el chaval deja de hacer voto de silencio y grita: Divorciaca Bancarrota y Suicida!!Os odiooo!!! yo me e reido mucho con esta peli la verdad pensaba que iba a ser de otra manera mas seria y fue todo lo contrario no paraba de reirme. ¡¡Tengo el culo lleno de balas nazis!! -A! las balas nazis!!!!xD. saludos.